Sala de prensa

Las claves del microaprendizaje o ‘microlearning’

Esta tendencia de la educación en línea ofrece a los usuarios la posibilidad de una formación continua, inmediata y breve.

En nuestro mundo acelerado, cada vez es más común que las personas busquen aprender cosas nuevas en sus tiempos libres y a través de su dispositivo móvil. Un ejemplo muy claro lo encontramos en las aplicaciones de idiomas, que prometen a sus usuarios las adquisición de una lengua extranjera dedicando algunos minutos al día a los ejercicios de lectura, pronunciación y escucha contenidos en la app.

Algunos ya han etiquetado a esa tendencia como microlearning o microaprendizaje. Diego Sánchez, director de Vértice e-Learning, define el concepto como “una metodología dividida en pequeños contenidos formativos relacionados entre sí”. A sus elementos básicos los llama “píldoras de aprendizaje”, ya que son módulos educativos con una duración que no debe superar los 30 minutos.  

“El microlearning se basa en la idea de que los contenidos fragmentados se ajustan al intervalo de atención en el que el cerebro humano se mantiene concentrado”, explica Sánchez.

Lo anterior también puede ser atractivo para las empresas que necesitan ofrecer una formación continúa, inmediata y actualizada a sus empleados. A los usuarios les ofrece la posibilidad de acceder a contenidos relevantes en cualquier momento y lugar.

El especialista en e-learning nos comparte cuatro características que deben cumplir los contenidos de microaprendizaje:

 

  1. Aprendizaje informal. Se refiere a una forma de aprender basada en el debate y el intercambios de ideas, y en la colaboración entre el profesor y el alumnado. La figura de la cátedra o clase magistral desaparece y el docente adquiere un rol de mentor o guía.
  2. Brevedad. La duración ideal de este tipo de contenidos es de 15 minutos. Por ello, hay que tener una gran capacidad analítica y de síntesis para incluir los datos más relevantes. Todos estos elementos tienen que contar con un mismo hilo conductor.
  3. Diseño responsivo. La flexibilidad de consumir formación de forma inmediata requiere que el microaprendizaje ofrezca un contenido cuyo diseño sea responsivo, es decir, que esté adaptado para su correcta visualización en distintos dispositivos móviles.
  4. Interactividad. Los contenidos interactivos ayudan a la resolución de problemas de una forma amena y eficaz. A través de actividades dinámicas, como pueden ser juegos de lógica o test, se aumenta el interés de los usuarios de aprender a través de retos formativos.
portada_blog: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Con el propósito de evitar el spam, por favor transcriba los caracteres que aparecen en la imagen:
1 + 14 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top