Sala de prensa

Por qué los adolescentes aman las distopías literarias

Las novelas distópicas no siempre tienen un final feliz; sus personajes deben tomar una gran cantidad de decisiones y experimentan las consecuencias.

En el Estados Unidos del siglo veintidós, los científicos finalmente han encontrado la cura de la pandemia que acecha al planeta: el amor. El gobierno ha decretado que todos los habitantes mayores de edad deben ser operados para extraerles la parte del cerebro encargada de controlar las emociones. Lena Holoway, protagonista y narradora de la historia, espera con ansias el día de su operación. Hasta que conoce a Alex, un disidente que se niega a operarse y forma parte de la resistencia.

Así comienza Delirium, la primera entrega de la saga distópica escrita por la norteamericana Lauren Oliver, y editada en español por SM. Este libro es citado en un artículo de NPR como uno de los preferidos de un grupo de adolescentes entrevistados por la periodista educativa Elissa Nadworny. En su reportaje, la autora se dedica a analizar algunas de las razones por los que los lectores que se encuentran entre la niñez y la adultez son fanáticos de las novelas distópicas.

La reportera pregunta a un grupo de adolescentes, quienes son miembros de un club literario, las razones por las que este género es tan popular entre los chicos de su edad. La mayoría concuerda en que los argumentos de las novelas distópicas se sienten muy cercanos al mundo actual. “Eso es lo que los convierte en libros aterradores y a la vez emocionantes”, explica Nadworny. “Los propios adolescentes son como personajes en una tierra extraña. Las reglas no tienen sentido. La escuela no siempre tiene sentido y ellos no cuentan con demasiado poder”.

Con esto concuerda Jon Ostenson, un estudioso de la literatura distópica para adolescentes en la Brigham Young University de Utah: “Los padres les imponen horarios, y no los dejan tomar muchas decisiones”. En los libros distópicos, “los adolescentes ven ecos de un mundo que conocen”. Desafortunadamente, añade, “no existe mucha ficción utópica para crear un balance”.

Las novelas distópicas no siempre tienen un final feliz; sus personajes deben tomar una gran cantidad de decisiones y experimentan las consecuencias. “El sello distintivo de la transición entre la niñez y la vida adulta es que los jóvenes comienzan a reconocer que las cosas no son blancas y negras”, dice Ostenson, “y que hay un montón de áreas grises relacionadas con la ética”

Por ello, las ficciones distópicas son perfectas para el desarrollo del cerebro de los adolescentes, dice Laurence Steinberg, un psicólogo de la Universidad de Temple. “A esta edad, sus cerebros son muy responsivos al surgimiento de estímulos emocionales”, explica. “Es una etapa en la que se experimentan muchas nuevas emociones y estas son mucho más intensas que aquellas que experimentaron siendo niños”.

Cuando los adolescentes se sienten tristes, suelen ponerse en situaciones en las que experimenten esa tristeza con mayor intensidad, dice Steinberg: escuchan música triste, ven películas melodramáticas o lee novelas distópicas. “En este tipo de libros encuentran tristeza, pero también grandes ideas como la justicia, la lealtad y la mortalidad”.

Los adolescentes cuestionan todo y todo el tiempo, dice el especialista. Es en esta etapa cuando comienzan a entender el razonamiento lógico y las situaciones hipotéticas. “Los chicos atraviesan por una etapa de desarrollo en la que experimentan con distintas identidades”, explica Steinberg, “utilizando un músculo que no estaba muy fuerte antes”.

Las novelas distópicas ofrecen una red de seguridad: un sitio donde los chicos pueden coquetear con ese tipo de cuestiones sin hacer nada que los meta en problemas. En opinión de Nadworny, esa es una muy buena razón para que los maestros y los padres recomienden este género a los jóvenes lectores.

portada_blog: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Con el propósito de evitar el spam, por favor transcriba los caracteres que aparecen en la imagen:
12 + 4 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe cada mes una selección de la mejor información sobre los temas educativos más relevantes, para tomar las decisiones correctas.

Go to top